Shorinji Kempo Almería

Almería Branch.

Archive for septiembre 2010

Actualmente, la sección Almería de Shorinji Kempo NO cuenta con un grupo infantil.

leave a comment »

Continuamente nos llegan muchos padres con la ilusión de que sus hijos se inicien en la práctica de las Artes Marciales a través del Shorinji kempo.

A nuestro parecer, consideramos que es una decisión acertada pero hay una serie circunstancias referentes a nuestro grupo y dinámica de entrenamiento que, creemos, no hace aconsejable su incorporación en la actualidad.

Intentamos con este comunicado evitar la situación incómoda, sobre todo para los más pequeños si llegan al dojo con expectativas que se verán truncadas, explicar los motivos por los cuales hace ya tiempo tomamos la decisión de establecer una edad mínima para comenzar la práctica en nuestro grupo. Este límite se fijó en los 12 años.

Ciertamente, el Shorinji Kempo es un Arte Marcial practicable por todo tipo de personas, independientemente de su edad o condición física. Está orientado hacia la defensa personal y enraizado en la tradición del Budo. Esto significa que se entrena el cuerpo y la mente para formar a personas saludables, inculcando un sistema de valores y moral que permite relacionarse mejor con los demás y mejorar la sociedad en la que vivimos, a la vez que enseña a defenderse y defender sin infligir daños graves al adversario. Así, el Shorinji Kempo pone el énfasis en el desarrollo personal y aprendizaje cooperativo, no existiendo la competición deportiva que se estila en otras modalidades.

En el Club Deportivo Shorinji Kempo Almería (CDSKA) intentamos ofrecer un método de crecimiento mutuo a través de la práctica compartida que se ajusta a las características y necesidades de sus practicantes. Pero es, precisamente esa práctica compartida con iguales y una metodología ajustada a los más pequeños, lo que ahora no podemos ofrecer.

Los horarios y la dinámica de los entrenamientos (2 horas continuadas en horario de noche) no nos parecen adecuados para niños porque ni poseen la misma fuerza física ni la misma capacidad de aprender el significado más profundo de la práctica del Shorinji Kempo y la filosofía que hay detrás de la estricta disciplina que en un grupo de adultos desarrollamos.

Nuestra propia experiencia nos da la razón ante estas afirmaciones. Para ser sinceros hemos de decir que en alguna otra ocasión, ante las dudas lógicas y la insistencia de los padres, accedimos a que niños menores de 10 años compartieran la clase (junto a los propios padres) y, lamentablemente, comprobamos que no la disfrutaron como esperaban. Hay muchas cuestiones que pasamos por alto entre adultos y que debemos considerar cuando entre nuestras filas hay niños: se asustan de lo inesperado, sobre todo de los “kiaes” (gritos de fuerza), no mantienen tanto la concentración, sus motivaciones son diferentes necesitando refuerzos y enseñanzas con métodos más lúdicos,…

Sin duda, que los niños se inicien en esta disciplina a una edad temprana les supondría muchas ventajas: tendrá la mente más abierta para aprender algo nuevo, será más flexible que los adultos y aprenderá más rápido, entre otras muchas oportunidades, pero consideramos que, en el caso de los niños, hay que primar que los entrenamientos (de la modalidad deportiva que sean y no exclusivamente en nuestro Arte) además les aporten contacto con iguales, convivencia, aprendizaje a través del juego y las experiencias positivas.

Debe quedar claro, que el hecho de tener en cuenta estas diferencias por nuestra parte no es para excluir a los niños de la práctica del Shorinji Kempo sino que, está en nuestra intención procurar que cuando esta se dé, les proporcione la máxima satisfacción y bienestar, además de los beneficios propios de nuestra modalidad.

Por todo esto, lamentamos desaconsejar la incorporación de niños menores de 12 años en el grupo actual mientras no planteemos entrenamientos ajustados a un grupo infantil, hecho que no descartamos y del que se informará si se da el caso.

Esperamos que se entienda nuestra postura, en la que intentamos prevalezca el sentido común más que la norma.

Written by dojocho

8 septiembre 2010 at 16:19

Publicado en 3.1. Club